Dejar todo en un papel es lo mejor que puedes hacer, no solamente para tu negocio, sino para que tus clientes sientan que están contratando realmente tus servicios. Con tanta automatización y tecnología, hoy en día damos los mismos pasos para pedir una pizza, para contratar un abogado o para comprar los regalos de navidad.

Sinceramente, no está del todo mal, pero nos vamos confiando y dejamos algunos espacios vacíos en el camino, y solamente nos preocupamos por ellos cuando realmente ya no queda oportunidad para subsanar el error. Tú, sin embargo, sabrás esta semana cómo hacer para redactar contratos, que hagan que tu negocio, tus clientes y tú se sientan todos en confianza.

El truco principal

Apunta todas las preguntas que tengas, ¿cuáles? las que te harías a ti misma si fueras tu comprador.

  • ¿Qué voy a comprar o contratar?
  • ¿Cómo lo voy a recibir?
  • ¿Qué pasa si llega defectuoso?
  • ¿Cuándo lo recibo?
  • ¿Puedo revenderlo?
  • ¿Puedo modificarlo y venderlo?
  • ¿Cuántos meses de asesoría tengo?
  • ¿Cuántas fotografías incluye el paquete?
  • ¿Cuántos bocetos incluye el diseño?
  • ¿Puedo usar el mismo logotipo para otras marcas?

Como ves, las preguntas pueden ser infinitas, y va a depender mucho de aquello a lo que te dedicas.

 

Lo que ya tienes

Seguro que lo de arriba te suena repetido. ¡Es que ya lo viste! sí, ya te hablé de contratos (no, no he enloquecido… todavía). Tus apartados, términos y condiciones, políticas de venta, en todo eso ya escribiste tus contratos, aunque no lo parezca, realmente son eso, documentos que dejan por sentadas las bases de una determinada negociación. Así que ya una parte, lo tienes adelantado. Yeeeey!!!!! entonces, ¿para qué más documentos? Porque hay un mundo fuera de tu página.

Datos básicos

Quién

Siempre debes tener en cuenta quién está realizando el contrato, pero hablo de la realidad. Acostumbramos escribir, incluso en nuestra página, «Derechos reservados a favor de Marca Craft» y la verdad es que esto es imposible si te refieres al nombre de tu marca, o de tu signo distintivo, esta tenga la potestad de crear contratos. Comencemos a llamar a las cosas por su nombre: si eres persona física o empresa, esos son los datos que debes colocar. Lo que sí puedes hacer es decir que para efectos de este contrato, de aquí en adelante se denominará Marca Craft, porque ya te has identificado, y se entiende entonces que cada vez que leas Marca Craft, deberás entender que es Caribay Camacho.

Pero no basta con colocar tu nombre, pueden haber varias personas que se llamen igual que tú, así que deberás colocar tu nombre, DNI o NIF o cualquier identificación oficial que tengas, como un pasaporte, NIE, en fin, lo que aplique a tu caso. También es importante que escribas una dirección donde puedan contactarte. Te sugiero nuevamente los apartados postales, son la mejor opción para identificarte sin necesidad de que señales donde vives.

Lo mismo deberás hacer con la otra persona con la que vas a firmar el contrato.

Si se trata de una empresa, debes especificar también dónde la registraste, fecha, y cómo encontrar en el registro el documento. Algo como:

inscrita en el registro mercantil de Madrid (o Barcelona, o donde sea), el 0x/0x/xxx, en el Tomo: 12345, Folio: xx, Sección: 8, Hoja Registral: 12345, representada por NOMBRE DEL REPRESENTANTE, TIPO DE DOCUMENTO (NIF, NIE, PASAPORTE, ETC) NUMERO DEL DOCUMENTO, en lo adelante “La Propietaria”, y cuyo correo electrónico de contacto es XXXX@XXXXXXXX.

Cuándo

Parece tonto, pero es algo que se nos suele olvidar, decir la fecha desde y hasta cuándo estará vigente nuestra relación. No es obligatorio que sea de calendario, puedes hacerlo por momentos, por ejemplo: 72 horas después de recibido el paquete (te suena a la política de envíos ¿verdad?), o indicar solamente un suceso que desencadene la acción, hasta que se agote la existencia.

Dónde

Debes especificar cuál es la legislación a aplicar, la de España, de otro país, y los tribunales de cual ciudad. Además de eso, si vendes por ejemplo talleres presenciales, deberás indicar las características que debe tener el lugar, si necesita una cocina, un espacio con wifi, en fin, lo que necesites.

Para qué

¿Cuál es el objeto del contrato? ¿Qué deseas proteger con él? contratar servicios, colaboración, que se guarde un secreto, una venta a consignación, hablar de más no te traerá problemas.

La firma

Necesitas una huella digital, o física. La segunda es sencilla, porque puedes hacerlo en papel. La primera opción si es a distancia puedes usar un correo certificado, o si es vía online, puedes simplemente utilizar una herramienta como Hello Sign.

 

Modelos

En cada uno de ellos encontrarás las instrucciones para personalizarlo. Este módulo irá creciendo, y tú siempre tendrás acceso así que si tienes en algún momento, un contrato que necesites, lo puedes pedir en el Foro de Facebook, y lo iré colgando aquí.

Contrato de confidencialidad

Es el primero que te doy, porque sí o sí debes tenerlo a la mano, sobre todo ahora con el RGPD en puerta, hagas lo que hagas.

Descargar

Venta a consignación

¿Vendes a tiendas? lo mejor es que dejes todo claro primero, sobre todo si dejarás tus productos allí.

Descargar

Fotografiar niños

Las autorizaciones también se pueden considerar como pequeños contratos, aquí te dejo uno si eres fotógrafa de niños.

Descargar

Contrato de fotografía

Si eres fotógrafa, o vas a contratar los servicios de una, lo ideal es dejarlo por escrito para saber las condiciones.

Descargar

Contratos de colaboración

Sobre esto, nadie mejor que Èlia Fibla para contarte cómo establecer una correcta colaboración, además que en el propio video tendrás un contrato modelo para este tipo de relación.

¿Necesitas un contrato en específico?

Escríbeme, y voy aumentando esta sección.

Aviso legal - Política de Privacidad - Términos y condiciones - Política de cookies
Diseñado por Caribay Camacho. Todos los derechos reservados © 2017