Módulo 2

Las leyes para tu negocio

La publicidad

Es toda forma de comunicación realizada por una persona física o jurídica, pública o privada, en el ejercicio de una actividad comercial, industrial, artesanal o profesional, con el fin de promover de forma directa o indirecta la contratación de bienes muebles o inmuebles, servicios, derechos y obligaciones. Art. 2 de la Ley de Publicidad 

En palabras sencillas: lo que haces para que te vean, conseguir clientes, y que te compren.  

Te preguntarás para qué entonces es necesaria una ley de publicidad, y por qué es la primera que te traigo aquí, bueno porque esta y la ley de competencia desleal están muy relacionadas con los derechos de autor, sobre todo si hablamos de Fan Arts. Algunas veces no se trata de haber infringido, por supuesto que sin querer, derechos de autor, sino que te estás aprovechando de la posición en el mercado de otros, y esto es competencia desleal. Pero vamos por partes.  

La publicidad que haces de tu negocio ya sabemos que es aquella de habla de ti, que te representa, y está dentro de un branding que hará que quien te vea, sepa automáticamente que eres tú y no otra persona, recalcamos aquí que de esto se trata la propiedad industrial y el distinguirse dentro del mercado.  

Pero no por querer destacarte, deberías jugar con la mente de los demás, estoy un 90% segura que en algún momento tuviste una promoción que: 

  • Te decía que era la única edición de un curso online, y luego lo ves 100 veces más a lo largo del año
  • Tienes solamente 3 horas para comprar un artículo porque jamás volverá esa oportunidad, pero si borras las cookies las 3 horas vuelven a aparecer 
  • Tiene el envío gratis, pero te cobran gastos administrativos 
  • Es un 2×1, con uno de los artículos aumentado de forma escondida sin que lo supieras 
  • Utiliza niños para convencer a los padres a comprar algo 

¿Reconociste alguna? 

Además de saber todo en marketing, y ver de que manera hacer que tu cliente ideal se enamore de ti, tus campañas deben ser lícitas, evitando la “mala publicidad” que debes intentar no hacer, a veces caemos en la tentación sin darnos cuenta, pero saldrás de aquí viendo todo a tu alrededor con otros ojos.

Por favor, cuando veas este tipo de publicidad, reclama, solamente así tendremos un comercio más justo. No hace falta hacer una gran escena, pero escribir un correo a la persona, dejar una nota al departamento de atención al cliente de la tienda, es algo que irá causando ruido. 

Publicidad que atente contra la dignidad de las personas o vulnera sus derechos

Ningún comerciante debería menospreciar a un grupo de personas por raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social, de la misma manera no puede presentar a la mujer de forma vejatoria o discriminatoria, creando estereotipos, o haciendo que sus derechos sean menospreciados. 

Estos derechos son constitucionales, por lo que están arriba de todas las leyes, y se hace especial referencia a los que están relacionados con mujeres, niños y jóvenes.

Imagen tomada de https://mulattodiaries.com/tag/chlorinol/

 

 

Esta publicidad demostraba que el jabón era tan bueno, que podías quedar blanco… sin comentarios por favor.

Pero si piensas que este tipo de publicidad ofensiva era solamente en esta época, te dejo otras muestras más actualizadas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Really? A mí esta no me daría ganas de comprar la Lotería.

Lo que no entiendo es cómo publicidades así salen a la luz luego de pasar por imprentas, juntas, reuniones y demás. En fin, sigamos, que este no es nuestro tema.

http://www.elmundo.es/elmundo/2013/08/27/espana/1377605686.html

Expertos en este tema, son los publicistas de Dolce & Gabbana, a quienes no le importa que siempre anulen sus anuncios, igual el hacerse viral les traerá más beneficios.

Estos folletos fueron retirados en el 2007.

No creo que tengas problemas en este tipo de publicidad, la fórmula es sencilla: no denigres directa o indirectamente a nadie. Esto resume todo en realidad, por mucho que llame la atención, busca una creatividad diferente y destácate sin sobreponerte a nadie. Lo sé, no lo harías, pero es parte del temario y seguro que ahora cuando veas este tipo de publicidad, sabrás que tienes un fundamento legal para exigir que la quiten. 

La publicidad dirigida a menores donde se explota su inocencia o credulidad

 

Si eres madre, padre, tía, madrina, o has tenido niños a tu alrededor, sabes bien que son el Santo Grial de las agencias publicitarias. Si a esto le sumamos ciertas fechas, como Navidad, sabemos bien que se gastan millones haciendo que nuestros pequeñines nos pidan incansablemente un determinado juguete, o los 100 que salen en TV y la carta a Santa varía cada hora. 

Pero no siempre las agencias se dirigen a ellos para vender sus tan adorados juguetes, y hacer que inciten a sus padres o tutores a comprar algo, también es ilegal. 

 

En este caso el problema ha sido que se ha expuesto al niño a situaciones peligrosas, no respirar hasta que el carro necesite un cambio de marcha, pero al ser automático, se quedaría así hasta asfixiarse. Esto también hace parte de la ilicitud de la publicidad. 

Lo sé, quizás pienses que un niño quiera asfixiarse de propósito jugando, pueda considerarse exagerado, pero mejor evitar, así que si dentro de tus ideas hay algo relacionado con niños, mejor que estén en un ambiente de seguridad, nada de estar en una ventana, en medio del mar, en fin. Seamos apocalípticos al momento de pensar en estas cosas.

 

Ser apocalíptico para mi es que pienses lo peor que pueda suceder, el final de los tiempos, las plagas de Egipto, la matanza de Herodes, vayas hasta las posibilidades más remotas de los confines del universo, y allí, veas como puedes solucionarlo antes que suceda. Más vale prevenir que lamentar.  

No importa que el mensaje sea bueno, sinceramente, esta publicidad que te mostraré me ha parecido fantástica, pero claro está, “incita” a los niños a fumar y actuar de forma violenta. A mi parecer, no es una publicidad para niños sino claramente para adultos. Pero vamos, no escribo la ley, y lo que necesitas saber es que aún cuando tu página o tu negocio sea 100% para adultos, tengas 1000 mecanismos de verificación de edad y estés 100% seguro que no lo verán niños, este tipo de publicidad debes eliminarla de tu planificación.

 

 

Publicidad subliminal

 

No le digas a nadie, esta es mi favorita, porque luego que descubro los misterios, me quedo con una cara de tonta a lo bestia. No, no es que me guste andar de tonta por la vida, pero siempre me ha sorprendido cómo la publicidad juega con nuestras mentes, de hecho, es lo que me llevó a apasionarme por el mundo de los bienes inmateriales, las marcas, y claro, la publicidad.  

 

será publicidad subliminal la que mediante técnicas de producción de estímulos de intensidades fronterizas con los umbrales de los sentidos o análogas, pueda actuar sobre el público destinatario sin ser conscientemente percibida.  Art. 4 

¿Crees que nunca has sido víctima de ello? Entonces responde esta pregunta en el foro de Facebook: ¿Viste la marca Coca-Cola en el Sr. De los Anillos?

¡Caribay! Coooooomo puede haber una Coca-Cola allí, loca… ya… te muestro   

Tomado de https://arrayate.com/humor/curiosidades/coca-cola-anillo-unico/

 

¿Ya lo viste? 

Hay ciertos productos, que por leyes especiales, no pueden ser mostrados a todo el público, como es el caso de las bebidas con un grado alcohólico superior a 20, el tabaco, de allí que solamente las vemos en el cine, dependiendo de la clasificación de la película.   En otros casos, se necesita una autorización previa, como en materia de seguros.

Tomado de https://www.elconfidencial.com/deportes/2010-03-30/marlboro-sigue-enganando-gracias-a-ferrari-y-un-codigo-de-barras_385946/

La Fórmula 1 anteriormente era libre de exponer marcas de cigarrillos en sus carros, uniformes y demás elementos, como lo venía haciendo Marlboro en Ferrari, pero desde el verano del 2005, esto se prohibió. Claro está, un monstruo publicitario no iba a perder su mejor escaparate para exhibirse, por lo que decidieron mostrarlo, sin enseñarlo. A través de un código de barras.

El código de barras asemeja el logo de Marlboro, en este caso no se puede colocar el logotipo directamente por leyes especiales. Promocionar tabaco, seguros, bebidas alcohólicas, sin ciertas medidas y en ciertos lugares específicos es prohibido.

 

 

Y todo esto, se lo debemos al Sr. Vicary

 

Pero los mensajes subliminales no tienen que ser solamente cosas que no vemos, sino aquellas que evocan otras sensaciones que dan placer y hacen que sigas pensando en ellos, o al menos eso es lo que se pretende.

La publicidad engañosa, la publicidad desleal y la publicidad agresiva

 

Aquí ya dudo más todavía que tu negocio vaya a tener algo de esto, pero, si eres ilustradora, y quieres aprovechar un momento político, un disturbio social, o apuntar el dedo a tu competencia, lo pensaría dos veces antes de publicar esa imagen. Mejor es guardarla para tu entorno privado.

 

Aquí, haré una pausa, y hablaré de la publicidad en las redes sociales. Básicamente todo lo que publicamos es publicidad, porque lo hacemos dentro de una cuenta comercial, o al menos así lo puede llegar a percibir nuestro público, no significa que realmente lo sea.

Si menciono que me gusta una marca determinada, puede pensarse que lo hago porque me están pagando. Lo ideal es decir claramente cuando lo es, y cuando no lo es.

Además, hablar de tu competencia, directa o indirectamente, puede traerte problemas de competencia desleal. Le damos ahora la bienvenida a la segunda ley de esta semana: Ley 3/1991, de 10 de enero, de Competencia Desleal.

Dentro de la competencia desleal, se busca proteger al consumidor, que no sea llevado a elegir otro producto o servicio porque ha sido manipulado de una forma negativa. Legalmente hablando es que tiene que existir actos de mala fe, pero esto es tan genérico, que para ello lo mejor es cerrarlo a ciertos espacios nada más.

Actos de engaño

Cualquier conducta que contenga información falsa o información que, aun siendo veraz, por su contenido o presentación induzca o pueda inducir a error a los destinatarios, siendo susceptible de alterar su comportamiento económico. Art. 5

Por ejemplo:

Exagerar las características principales del bien o servicio, tales como su disponibilidad, sus beneficios, sus riesgos, su ejecución, su composición, sus accesorios, el procedimiento y la fecha de su fabricación o suministro, su entrega, su carácter apropiado, su utilización, su cantidad, sus especificaciones, su origen geográfico o comercial o los resultados que pueden esperarse de su utilización, o los resultados y características esenciales de las pruebas o controles efectuados al bien o servicio. Sí, ese jarrón que compraste por internet, que pensabas colocar en la esquina de tu sala, pero sirve para tu mesita de cabecera. Eso es un acto de engaño.

También se habla de actos de engaño cuando prometes una asistencia posventa al cliente y esta nunca aparece, las garantías que hayas ofrecido, la forma de determinar el precio, por ejemplo cuando te dicen el carro cuesta 5.000,00€, vas al concesionario, y comienzan a sumarle el precio hasta de los asientos.

Que digas que tienes la marca registrada, cuando realmente no. Aquí, debes saber que luego que el proceso que hicimos la semana anterior, solamente puedes colocar la Ⓡ luego de tenerla realmente registrada, ya con certificado de la Oficina Española de Patentes y Marcas en mano, o la que corresponda a tu país. De lo contrario, se puede considerar un acto de engaño.

También la falta de información es engañar. Por ejemplo, la tela de los bolsos que haces no resiste más de 2 kilogramos, pero has tomado la fotografía haciendo pensar que soporta la colección entera de Harry Potter. No señalaste que es un bolso para poco peso, y has engañado al consumidor. ¡Ujum! hay que revisar las fotos que hacemos para publicidad antes de mostrarlas. De nuevo, sé muy apocalíptica.

No incluir los impuestos, y al momento de pagar zacata, incluirlos sin el cliente saberlo, también es un acto de publicidad engañosa. Ya sabes, anuncia o que no incluyen el IVA, o que ya está sumado al monto que sale en pantalla.

Por no dar alas, Red Bull en 2004 tuvo que pagar 13 millones de dólares a un colectivo de consumidores en Estados Unidos, porque su desempeño físico y mental no había mejorado en lo absoluto.

 

Lo mismo Herbalife, porque su dieta no funcionaba tan bien como se mencionaba en sus anuncios.

 

Actos de confusión

Es un poco igual al engaño, la idea es proteger que no se confunda al usuario, productos bio que son más plásticos que una botella de gaseosa.

Tampoco debes usar otras marcas para llamar la atención de tus clientes. Aquí entramos de nuevo en territorio de propiedad intelectual, y los archiconocidos Fan Arts. Es una obra de arte basada en un personaje, historia, fantasía, libro, que ha sido realizado por un fan. El problema es cuando deseas venderlos. Que lo hagas para ti, tus amigos, no pasa nada. Pero al momento que lo comienzas a vender, o regalar para posicionarte en el mercado, entonces estás frente a un caso de competencia desleal.

Aquí, además de poder mencionarse que hay una posible confusión que el consumidor pueda recaer, estarás también aprovechándote de la posición en el mercado de aquella marca, supongamos Nintendo, para que tus productos destaquen. Es por ello que si tienes productos en Etsy, aún cuando no sean exactamente de Harry Potter, te los darán de baja por aprovecharte de su nombre, en la ley se le conoce como explotación de la reputación ajena.

Prácticas agresivas

La agresión se va a considerar en dos aspectos: forzar al consumidor, física o psicológicamente, en comprar un determinado producto o servicio. Esos 300 correos que recibes de un nuevo producto que ha lanzado una marca determinada. Esto se puede considerar acoso, y ser agresivo. Para disminuir estas prácticas, además de las leyes de publicidad, se ha creado el Reglamento General de Protección de Datos, sobre el cual hablaremos en exclusiva en el módulo 5.

Publicidad comparativa

Es totalmente legal comparar tu producto con el de otra marca, siempre y cuando se haga bajo las mismas exactas características, sin denigrar, ofender, y basándose solamente en un hecho cierto y científicamente comprobado. Si vendes libretas, de la misma marca que tu competencia, no habría problema que digas que ella vende la libreta en 30,00€, mientras que la tuya es en 20,00€, sin embargo, yo no lo haría, para evitar problemas, porque el margen permitido es tan delgado, que puedes pasarte sin querer.

Muchas veces las compañías prefieren arriesgarse a una publicidad ilícita, pagar las consecuencias, porque los efectos y beneficios serán mayores, pero estoy segura que este no será para nada tu caso.

 

 

 

Qué debes hacer: no exagerar tus productos o servicios, ofrece lo que realmente son. Ya lo veremos más a fondo en la parte de los textos legales para tu web, no te responsabilices por resultados por ejemplo, si haces un curso, vendes libros de dieta, o te dedicas a entrenar perros. Harás todo lo que está en ti para que se cumplan los objetivos, pero recuerda que tu cliente también debe poner su granito de arena para que eso suceda, y muchas veces se les olvida esa parte. Seamos honestos, por osmosis, no tendré un cuerpo de revista de fitness si no hago ejercicio, así compre 100 libros sobre la materia y duerma sobre ellos. Así que mejor aclarar, que lamentar.

La lista negra de la competencia desleal

 

En el Anexo I de la Directiva 2005/29, hay una lista de todas las prácticas que, sin lugar a duda, se consideran desleales, sea la circunstancia que sea. Como son muchísimas, lo mejor es que vayas directamente a leerlas, por eso te las dejo en un botón más abajo.

Si sigues estos consejos, tu publicidad no tendrá problemas:

  • No ofrezcas lo que no tienes
  • No te compares con otras marcas, al menos no públicamente, mejor evitar.
  • Cumple con tus promesas en las publicidades
  • No seas cansino, si tus usuarios recibieron 3 correos con la promoción en la misma semana, no sigas enviando más nada, te van a dejar en el correo no deseado.

 

Los derechos de tus clientes

 

Cada vez que alguien me contrata para el servicio de redacción de textos legales, la pregunta es la misma: ¿qué pasa con las devoluciones? ¿debo devolver el dinero si el producto llegó defectuoso?

Estas respuesta la tienes en la Ley de Consumidores y Usuarios, en capítulo que corresponde al derecho al desistimiento, que en humano lo que quiere decir es que tienes derecho de devolver tu compra, o anular un contrato si es que se trata de un servicio. Pero calma, antes que pienses que es algo obligatorio, hay ciertas excepciones que te van a beneficiar.

No te estaré diciendo una novedad si te cuento que cuando vendes un curso, hay quien lo compre, lo guarde en su ordenador, y luego pueda venirte a pedir el dinero exigiendo una devolución. La semana que viene veremos como dejar esto por escrito, pero esta, lo único que quiero que sepas es que quizás tienes la libertad de negarte a ello, porque tanto el sentido común como la ley te dejan un abanico de posibilidades para proteger tus productos.

Este derecho será diferente sea para tiendas físicas, o a distancia. Hablaré solamente de las últimas, es decir, las que son realizadas por correo postal, internet, teléfono, fax (si es que alguien lo usa aún, pero lo dice la ley, qué quieres que te diga), y es sobre esto que nosotros nos vamos a basar, no le busquemos la 5ta pata al gato. Estudiemos solo lo que nos interesa.

 

Artículo 102. Derecho de desistimiento.

1. Salvo las excepciones previstas en el artículo 103, el consumidor y usuario tendrá derecho a desistir del contrato durante un periodo de 14 días naturales sin indicar el motivo y sin incurrir en ningún coste distinto de los previstos en los artículos 107.2 y 108.

2. Serán nulas de pleno derecho las cláusulas que impongan al consumidor y usuario una penalización por el ejercicio de su derecho de desistimiento o la renuncia al mismo.

En palabras sencillas: tus clientes tienen 14 días para solicitar la devolución del producto, o anular el contrato, de forma gratuita y sin obstáculo alguno.

¿Pero esto es siempre? No, como te había dicho, hay excepciones, dependiendo de lo que vendas. De nuevo, he colocado aquí solamente aquello que se aplica a la mayoría de los negocios online, pero puedes revisarlas todas aquí. No se aplicará cuando:

a) Ventas servicios, y este haya sido completamente ejecutado o cuando haya comenzado. Pero para que esto sea válido, debes primero acordarlo con tu cliente. Esto hace parte de los apartados que debe tener tu sitio web y los contratos con tus clientes. ¿Recuerdas el primer enlace que recibiste en este curso? que te decía que luego de aceptar, necesitaba que tu decisión fuese al 100% ya que no hay devolución de dinero. Bueno, es por este apartado.

c) Los productos personalizados, como por ejemplo las láminas que haga una ilustradora, vestidos hechos a medida, piezas de arcilla polimérica o fimo en base a la fotografía de mi mascota, tazas con alguna ilustración personalizada.

d) Lo que se dañe o caduque con rapidez, como un yogurt casero, pan artesanal, bombones.

e) El suministro de bienes precintados que no sean aptos para ser devueltos por razones de protección de la salud o de higiene y que hayan sido desprecintados tras la entrega. Digamos que vendes cepillos de dientes, protectores íntimos, ropa interior.

f) El suministro de bienes que después de su entrega y teniendo en cuenta su naturaleza se hayan mezclado de forma indisociable con otros bienes. Si vendes sustancias como alcohol que mezclado con otros elementos, pierde sus propiedades

i) El suministro de grabaciones sonoras o de vídeo precintadas o de programas informáticos precintados que hayan sido desprecintados por el consumidor y usuario después de la entrega. 

j) El suministro de prensa diaria, publicaciones periódicas o revistas, con la excepción de los contratos de suscripción para el suministro de tales publicaciones. Así que si vendes revistas, lo que se puede cancelar es la suscripción, pero las que ya tu cliente recibió, no puede devolverlas. Esto es importante si tienes por ejemplo un curso online mediante membresía.

m) El suministro de contenido digital que no se preste en un soporte material cuando la ejecución haya comenzado con el previo consentimiento expreso del consumidor y usuario con el conocimiento por su parte de que en consecuencia pierde su derecho de desistimiento. Este curso, por ejemplo.

Cómo calcular los 14 días

Si lo que vendes no ha entrado dentro de las excepciones anteriores, entonces hay que devolver el producto si así lo ha exigido el cliente. ¿Cómo se determina la fecha?

  • Contarlos como días naturales, sin importar feriados ni fines de semana, no, tu cumpleaños tampoco cuenta
  • Si es un contrato de servicios, el día de la celebración del contrato
  • Si se trata de un producto físico, cuando la persona, o alguien en su nombre, lo reciba
  • Si es algo que tiene varias piezas, y las entregas en días diferentes, cuando se entregue la última
  • Si se trata de una entrega periódica, frecuente, digamos una vez al mes, cuando el comprador reciba la primera (no confundir con el caso anterior)

 

¿Qué pasa si no dices nada?

Por esta razón soy algo fastidiosa en las preguntas de los textos legales, porque quiero dejar todo establecido. De lo contrario, si no lo haces, se entenderá que el comprador tiene 12 meses y 14 días para ejercer su derecho al desistimiento. Si no lo dijiste hasta ahora, y aún estás dentro de este primer año, todavía estás a tiempo. El plazo de los 14 días en este caso, comenzaría desde que el usuario o comprador recibe esta información. Así que si no lo tenías dentro de las políticas de tu tienda, corre a avisarle a todos tus clientes anteriores.

¿Qué tienes que hacer?

  1. Devolver el dinero de la misma manera que lo recibiste. Si el pago fue por PayPal, la devolución debería ser igual, salvo que hayan acordado algo diferente
  2. Incluir el monto de los gastos de envío en la devolución, a no ser que, previamente, hayan acordado que no se devolverá este importe
  3. Retener el reembolso hasta que recibas el producto, y si se trata de varias piezas, hasta que recibas la última.
  4. Recibir los productos en un plazo inferior a 14 días luego de que el comprador te ha dicho que lo quiere devolver.
  5. Hacer un cálculo de la porción que corresponda del contrato, en caso de que se trate del desistimiento de parte de un contrato de servicios,  y así lo hayas acordado previamente

Otros derechos que tienen los consumidores

Conocer los derechos de tus clientes, es igual a conocer tus deberes. La próxima semana hablaremos de cómo harás para cumplir con estas responsabilidades, uy que pesado ha sonado esto, sin estrés, esto no es más que los puntos que debes considerar al momento de redactar los términos y condiciones en tu web, o los avisos que envías con tus productos.

a) La protección contra los riesgos que puedan afectar su salud o seguridad. Digamos que vendes juguetes, es importante que especifiques que no deben ser usados sin la supervisión de un adulto, si contiene piezas pequeñas. Si se trata de productos de alimentación, destacar los ingredientes para evitar una alergia.

b) La protección de sus legítimos intereses económicos y sociales; en particular frente a las prácticas comerciales desleales y la inclusión de cláusulas abusivas en los contratos. Nada de publicidad ilícita, competencia desleal, o contratos que perjudiquen de forma engañosa tu cliente.

c) La indemnización de los daños y la reparación de los perjuicios sufridos.

d) La información correcta sobre los diferentes bienes o servicios y la educación y divulgación para facilitar el conocimiento sobre su adecuado uso, consumo o disfrute. Si vendes un ebook, lo que contendrá ese ebook, ¿tiene hojas de trabajo? ¿Cuál es su tabla de contenidos?. De la misma manera si ofreces un servicio, trata de indicar de manera detallada lo que incluye y lo que no incluye. Todo esto lo puedes ir modificando a medida que los propios clientes te van preguntando.

Estos derechos no pueden ser alterados por acuerdos que hagas con tus clientes, por muy específico que lo redactes y así ellos lo acepten. Son irrenunciables.

Otras leyes y tus socios

No quiero esta semana meterme en la parte de contratación o de redacción de textos, pero sí quiero adelantarte que vamos a ponerle una lupa a los socios que tienes, porque elegirlos es tan importante como cumplir con todo lo que hablamos aquí esta semana. Así que vamos a ver algunos ejemplos que seguro te llamarán la atención, pero cuando hablemos del RGPD, veremos entonces los que cuidarán los datos de tus usuarios o clientes.

Tienes una consultora que te ayuda a posicionarte en internet, se encarga de tu email marketing, maneja tus redes y planifica tus publicaciones

Si ella utiliza un sistema de publicidad agresivo, de 1 email todos los días vende que te vende, las consecuencias van a recaer en ti y tu negocio, o si no sabe que compararte con tu competencia es algo que va a ser más negativo que positivo. Aún cuando sea otra persona la que esté por detrás de tus redes, quien va a dar la cara eres tú, por lo que también tendrá que saber estos detalles sobre la competencia desleal y demás leyes.

Usamos también hashtags de otras cuentas, para posicionarnos, pero antes de hacerlo, debemos verificar que estos no sean parte de una marca determinada, de su publicidad. En caso de duda, siempre es bueno hablar, el mercado es lo suficientemente grande para que todos entremos, y aquí le pido prestada la palabra a Èlia Fibla, y digo que es mejor completencia que competencia. No es algo que se trate de derechos de autor, sino que podrá confundir a los consumidores o usuarios.

Un plugin que vende ofertas según el tiempo de uso de una cookie

Seguro que ya lo viviste, entras en una página, y un aviso de un código que solamente estará por 22:53 minutos. Te invito a eliminar las cookies, los 22:53 vuelven a comenzar desde cero. ¡Magia! esto es evidentemente algo que está dentro de la lista negra de la competencia desleal, específicamente el punto 7. Así que no gastes tu dinero en este tipo de plugins.

Frases mágicas creadas por un copywriter

Te dedicas a la nutrición y vendes tu ebook como: la guía que te hará bajar 100kgs en 3 días. Lo sé, algo exagerado, pero se trata de que verifiques lo que le anuncias a tus clientes, y la forma cómo lo haces. Entiendo que debe ser impactante, pero también creíble y sobre todo, real. Si no detallas cómo realmente es el servicio o producto, estarías violando el derecho a la información de tus consumidores o usuarios. Y estos detalles son los que debe saber la persona que redacte tus textos, si es que decides contratarlo por fuera.

Contratas a alguien para posicionar tu tienda de Etsy

Un poco igual al caso anterior, pero aquí, me voy a referir al uso de marcas de reconocido nombre para llamar la atención a tus productos, que son todos «inspirados» en Marvel, Disney, etc. Puedes correr el riesgo de que te den de baja tu artículo, y quedar con esa nota negativa en Etsy. La persona que te ayude en el SEO, así como de Google y otros lugares de indexación, deberá saber que no puede pasar la línea de competencia desleal.

 

Aviso legal - Política de Privacidad - Términos y condiciones - Política de cookies
Diseñado por Caribay Camacho. Todos los derechos reservados © 2017