Si ya registraste tu marca, o si estás en el proceso de solicitud, lo más seguro es que recibas unas cartas muy asustadoras, en donde además de la tasa que ya pagaste a la OEPM, se te exija un pago de 900,00€. Pero, ¿son reales o son fraudes? Hay una que son engaños y otras que simplemente son propuestas de servicios, y podrás pensar que están violando el RGPD, pero la verdad no. Vamos por partes.

¿Por qué recibo estas cartas al registrar mi marca?

Por dos razones:

  1. Porque los agentes de la propiedad industrial, abogados, o gestores aprovechan para hacer una oferta de sus servicios a un potencial cliente, tú. Tenemos que admitir que lo hacen muy bien, porque si estás haciendo una solicitud, es un 99% seguro que desees que todo marche bien, y que alguien vigile de principio a fin que todo marche sin problemas.
  2. Porque hay gente sin oficio, que prefieren andar por la vida engañando, en vez de trabajar sin andar jodiendo a otros, sorry mi verbo, pero hay momentos que tengo de dulce lo mismo que el Grinch, y no encuentro un solo motivo para adornar esto cuando no se lo merece.

El hecho es que mientras que unas son una simple promoción de ventas, el otro sí es un engaño en toda regla.

¿Debo pagar más además de las tasas?

Luego de la solicitud, no deberás pagar más nada. 

¿De dónde obtienen mis datos?

De tu misma solicitud, cuando la llenas verás que la OEPM te lo advierte y menciona que tus datos serán públicos. Por si estás solamente ahora aterrizando en este blog, la OEPM es la Oficina Española de Patentes y Marcas, el lugar que se encarga de certificar marcas, diseños industriales, patentes, modelos industriales, y que por sus siglas le diremos solamente OEPM.

Quizás te sigas preguntando de dónde obtienen los datos porque OK, tú los llenas en la solicitud, pero ¿acaso van estas personas hasta la OEPM a buscarlos? No, por ley, las solicitudes deben ser públicas, de esta manera, si hay terceros interesados pueden oponerse. Sobre las oposiciones te contaré en otro momento, sabes que me gusta ir dando pequeñas cápsulas de información. El hecho es que si hay alguien que considere que tiene más derecho que tú para utilizar esa palabra, imagen, forma, color o lo que sea que decidieras utilizar como marca, deberá comunicarse contigo, y para hacerlo hay que darle tu dirección de contacto. Estas publicaciones se hacen en el BOPI, donde todos podrán ver tu nombre, dirección, y claro, la marca que solicitas con sus respectivas clases. Te dejo por aquí un ejemplo de lo que se vería cuando solicitas una marca:

 

Es por ello que a todos los que contratan mi servicio de registro de marca les recuerdo que esta información va a ser conocida por todos, para que tomen las devidas previsiones de ello.

Además, luego que hiciste la solicitud, tus datos son visibles desde el servicio de consultas de marcas de la OEPM, por lo que si alguien busca tu marca, verá tus datos desde el buscador, por ejemplo, si quieres saber detalles sobre Cola-Cao, podrás ver su dirección de Barcelona:

¿Puedo modificar la dirección introducida?

Claro que lo puedes hacer, no es algo escrito en piedra, para eso hay un proceso especial que si quieres saberlo, solamente tienes que decírmelo en los comentarios y te haré un video sobre ello. Así que si te mudas, si colocaste una dirección que no querías, o algo parecido, solamente tendrás que decirle a la OEPM que deseas cambiar la dirección que indicaste en la solicitud, por una nueva.

¿La OEPM no advierte sobre esto?

Sí, tienen un mensaje en rojo en su sitio web donde se lee: 

Precaución con las cartas y correos fraudulentos requiriendo pagos, que no procedan de la OEPM

Y si haces clic allí, puedes ir a una explicación amplia sobre todo esto y además ver varios ejemplos que ellos mismos colocan. Sinceramente me parece muy bien que lo hagan, pero el detalle es que si haces el trámite sin detenerte en toda la información que se ve en la página de inicio, o si vas directamente al enlace de trámites en línea, no podrás ver esto. Pero ellos pensaron en esto también, así que cuando recibas el comprobante de tu solicitud, ya sea presencial o en sede electrónica, vas a ver un aviso como este:

Pero seamos sinceros, no solemos leer de punta a punta todo lo que recibimos ¿verdad?, y nuestra lectura en diagonal nos hace saltarnos este aviso, o si lo hacemos, como suelen comenzar a llegar un mes después de la solicitud, ya este aviso se ha quedado en Narnia y nos hemos olvidado, por lo que tenemos un microinfarto cuando recibimos una carta que indica que falta 1.000,00€.

¿Cómo son esas cartas?

Como te decía anteriormente hay dos tipos. Las de ofertas de servicios las vas a reconocer de manera sencilla, si son personas serias, simplemente te indican que han visto tu solicitud, y que desean ayudarte en el camino de ser necesario, lo mismo si se presenta una oposición. Estas las reconocerás fácilmente así que no ahondaré en ellas, porque realmente el propio texto indica su finalidad.

Sin embargo hay otras, que con la vida tan agitada que todo emprendedor tiene, abrir una «comunicación de la OEPM» que diga oyeeeee te falta pagar 1.000,00€ para continuar, es para tener un paro respiratorio frente al buzón de correo. Pero lo bueno es que ya lo leíste aquí, y sabrás que es simplemente otro papel que ayudará a que tu chimenea tenga más fuego.

Hay unas que se presentan incluso con el propio sello de la OEPM y el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio. Pero estos se pasaron 3 pueblos, 2 bombas de gasolina, un puente, y más, porque en el caso de este ejemplo pedían unos modestos 223.551.000,00€, si quieres ver este tipo de cartas puedes entrar en este enlace, este dinerito era para indicar que ya hicieron el pago de la cesión de la patente, porque sí, también se hace con el resto de herramientas de propiedad industrial que hay. Esta carta indicaría que yo hice el pago, y que tú debes devolverle el pago de las tasas y del contrato de cesión realizado. Que sepas que sin tu autorización directa a la OEPM, ella no cederá tus derechos a nadie.

Otras por el contrario ni siquiera tienen idea de lo que hablan y mezclan chicha con limonada, te dicen que tiene algo que ver con tu marca, pero te habla de un registro de patentes, y una cosa es la marca y otra cosa es la patente, nunca nunca digas que vas a patentar tu marca porque eso no existe, es como decir que vas a freír agua, simplemente no tiene sentido, ya con esto sabes que es material de chimenea. Tienes aquí un ejemplo.

El tercer ejemplo es más inteligente, te escriben en la parte de abajo, muy pequeñito, algo diciéndote esto no es que sea una factura, es una oferta de servicios para entrar en nuestra base de datos, el detalle es que estar en su base de datos cuesta 1.300,00 €, y cuando te diriges a las páginas que tienen, realmente no hay absolutamente nada, o sea que ni siquiera tienen la dichosa base de datos. Mira más en este enlace, y hay quienes además tienen su propio idioma al estilo Tarzán y te hablan de publicationes de marcas como estas.

Tienes muchos más ejemplos dentro del propio anuncio de la OEPM.

Si piensas que esto es algo que ya no se estila, te dejo aquí un modelo que me permitieron publicar, pero para reservar los datos de la persona, los he eliminado, es 100% real y llegada a las manos de alguien que conozco en Instagram, que muy gentilmente me la ha enviado.

¿No va esto contra el RGPD?

Desafortunadamente, no. Verás:

  • La OEPM está justificada por ley para tratar tus datos y exponerlos en el BOPI y su base de datos. Quizás pienses igual que yo en esto, y me encantaría que me dijeras tu opinión en los comentarios, pero creo que una solución que satisfaga a todos sería que, si alguien tiene que decirme algo, simplemente se haga por medio de la OEPM, que sean ellos quienes me envíen directamente la oposición que quieran dirigirme.
  • En los demás, ellos están amparados en hacer diligencias pre-contractuales, porque supuestamente te van a ofrecer un servicio. Que sea un fraude, es otra cosa.

En todo caso, deberían siempre indicar de dónde han obtenido tus datos e informarte lo que harán con ellos, aquí sí están totalmente en contra al RGPD. 

¿Qué hago si recibo una de estas?

  1. Usarla en tu chimenea
  2. De papel para tus borradores, tengo una caja llenas de ellas que por detrás rayo porque son mi papel de reciclaje.
  3. Si no tienes seguridad si son o no una estafa, puedes contactar directamente con la OEPM:

Correo electrónico: Informacion@oepm.es. Teléfono: 902157530. Fax: 91 349 55 97

También es importante pasar la voz, que otros puedan conocer estos detalles, ¿qué te parece hacerlo con un tweet? Al solicitar el registro de una marca, pueden llegar cartas fraude pidiendo dinero, lo mejor es conocerlas para poder eliminarlas Clic para tuitear

¿Cuál dirección puedes dar?

Si no quieres dar la dirección de tu casa, lo cual se entiende a la perfección, tienes varias opciones:

  1. Tu coworking
  2. Un apartado postal, si no sabes que es esto y quieres que te cuente más, dímelo en los comentarios. Te diré todos los pasos para que obtengas uno
  3. Alguna amiga con una tienda o negocio local estable, que te permita compartir su dirección
  4. Existen oficinas virtuales, no es un coworking como tal, es un estilo de secretariado donde por un monto mensual, puedes tener servicios de correo postal, recepción de mensajes y llamadas telefónicas

 

Ahora dime, ¿te ha pasado? hasta ahora, ¿cuántas has recibido?, hay quienes después de años siguen recibiendo estas cartas.